Se presenta en Torrelavega la Cofradía Gastronómica de los Cocidos de Cantabria

AD.- Ha sido presentada en el propio Ayuntamiento de Torrelavega, con la presencia del concejal Jesús Sánchez Pérez, quien ha facilitado el asentamiento de la Cofradía en la ciudad del Besaya.

En el día de hoy se ha presentado en el Ayuntamiento de Torrelavega una nueva cofradía gastronómica, que hace ya la número 13 de las existentes en Cantabria, cuyo nombre es la de los Cocidos de Cantabria y que tiene su domicilio en la ciudad del Besaya, por lo que ha sido presentada en el propio Ayuntamiento de Torrelavega, con la presencia del concejal Jesús Sánchez Pérez, quien ha facilitado el asentamiento de la Cofradía en la ciudad del Besaya.

La Cofradía Gastronómica de los Cocidos de Cantabria ha estado representada por su Gran Maestre o Presidente, Gabriel Argumosa, así como el resto de los miembros de la misma, que en número de 11 han dado el paso adelante para poner en marcha esta interesante iniciativa. Tras unas palabras introductorias del concejal, Gabriel Argumosa ha explicado cómo ha nacido esta nueva Cofradía Gastronómica y cuál va a ser su inquietud en este importante tema de los muchos cocidos existentes en Cantabria, que el Grupo gastronómico-cultural de Los Compangos ha recorrido toda la región para degustarlos, siendo el embrión de donde ha surgido; Pedro Arce explicó brevemente cuál es el panorama actual de los cocidos de Cantabria, donde existen una veintena, algunos con gran conocimiento del público y otros mucho menos conocidos e, incluso, ya en trance de olvido y desaparición y por eso la Cofradía pretende darlos a conocer, degustarlos, publicitarlos y que sean habituales en las mesas de los restaurantes, especialmente aquellos que son propios de una comarca determinada y que servirán de dinamizadores sociales y culturales.

Cantabria es una región que tiene unos excelentes cocidos, que han sido el condumio que se ha consumido tradicionalmente en nuestras casas desde tiempos inmemoriales, a veces muy humildes y otras más poderosos; a los muy conocidos del cocido montañés, del lebaniego o los caricos de Trasmiera, es preciso añadir otros muchos, algunos en trance de desaparición o prácticamente ya en desuso en nuestras cocinas y restaurantes, lo que ha sido un acicate para el nacimiento de esta cofradía.

Así pueden añadirse a los anteriores, el cocido pasiego, el de arvejas de Campoo, la puchera montañesa de Polaciones, la olla Ampuerense, el cocido de garbanzos, las habas a la montañesa, el cocido de Limpias, la olla torancesa, la olla podrida de Guriezo, la olla podrida de La Vizcaína o la poderosísima Olla Podrida de los Siete Vuelcos, Etc. En fin, un elenco de cocidos, variados, ricos y de un interés inusitado para nuestros paladares que bien podría ser incluido en el Patrimonio Inmaterial de Cantabria, dado su alto valor cultural y gastronómico, que debemos preservar para las generaciones futuras.

Y esta es la razón por la que ha surgido la Cofradía Gastronómica de los Cocidos de Cantabria, que comienza a dar sus primeros pasos con la pretensión de conocer todos los cocidos, estudiar los mismos, catalogar, publicar, promocionar, degustar y hacer partícipes a toda la sociedad de su valor histórico, culinario y cultural. Para ello se proponen organizar diversas actividades, tanto para los socios actuales o futuros, como para la sociedad en general.

Ya se han dado todos los trámites administrativos necesarios, con la constitución formal, la aprobación de la cofradía y sus correspondientes estatutos por el Gobierno de Cantabria y demás trámites y gestiones precisas; el propio Ayuntamiento de Torrelavega ha ofrecido una sede social y dentro de poco se producirá la presentación pública de la nueva Cofradía, cuyo logotipo no puede ser otro que un puchero de barro, donde cocían nuestros antepasados lo que tenían a mano y una cuchara que lo mismo valía para revolver el guiso que para compartir toda la familia el condumio con aquello de “cucharada y paso atrás”.

Los ánimos iniciales son pletóricos y las expectativas enormes para iniciar una andadura que pueda beneficiar al conocimiento, la conservación, la promoción, el estudio y la difusión de todo lo relacionado con los Cocidos de Cantabria, la promoción de los productos necesarios para su elaboración y los artífices culinarios, ya sean amas de casa, aficionados o cocineros profesionales, todo lo cual genera un circuito laboral y económico donde nuestro campo es elemento esencial; y en este sentido, ya se han iniciado actividades encaminadas a conseguir los ambiciosos objetivos propuestos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú